Cada vez son más los médicos, fisioterapeutas y otros profesionales sanitarios que realizan la carrera de quiropráctica y los usuarios que la eligen como opción para mejorar su salud

Entre las conclusiones del último Congreso Mundial de Estudiantes de Quiropráctica celebrado en Málaga el pasado mes de abril, los expertos coinciden en el prometedor futuro de la profesión en España, que ya es una realidad en la mayoría de los países desarrollados. De acuerdo con Carlos Gevers, presidente de la Asociación Española de Quiropráctica (AEQ), “El reto principal de la quiropráctica española consiste en que el gran aumento de usuarios que recurren a la qiuropráctica se corresponda con una regulación adecuada por parte del Ministerio de Sanidad.”
Se calcula que cerca de 100.000 profesionales ejercen la quiropráctica en el planeta y tratan a 30 millones de usuarios al año, por lo que se considera la tercera profesión sanitaria de atención primaria a nivel mundial, detrás de la medicina y la odontología. La quiropráctica está reconocida como profesión sanitaria por la Organización Mundial de la Salud, muy extendida en los países anglosajones, sobre todo EE.UU., y posee carácter sanitario en la mayoría de países desarrollados como, sin ir más lejos, las vecinas Portugal, Francia e Italia.

Una vía para reducir el gasto sanitario
Aunque todavía las autoridades sanitarias no han reflejado en sus políticas el gran interés de la población y los profesionales por esta disciplina, cada vez son más los usuarios que recurren a la quiropráctica como método para mejorar la salud. Muestra de este interés es el número creciente de estudiantes y profesionales que se incorporan a los estudios de quiropráctica que ya se imparten en dos universidad españolas, Madrid College of Chiropractic (MCC) y Barcelona College of Chiropractic (BCC).
De acuerdo con María José Hernández Ortiz, doctora en medicina y especialista en Anatomía Patológica, “la quiropráctica ha supuesto un cambio radical en mi vida. Puedo decir que me siento mucho mas sana y mi vida tiene mucho más sentido que hace 11 años cuando me trasladé a EEUU para estudiar esta carrera. A nivel político me gustaría que nuestros gobernantes entiendan que es posible una atención sanitaria capaz de integrar otras disciplinas, prescindir de tanto fármaco y de tantas cirugías innecesarias. Esto significaría un gran ahorro y más salud para la población. La quiropráctica, la medicina y la fisioterapia son profesiones independientes, perfectamente complementarias, que al combinarse se potencian en beneficio del paciente. Por ejemplo, mientras los quiroprácticos se especializan en la prevención y la recuperación del movimiento articular actuando directamente sobre las articulaciones, los fisioterapeutas actúan sobre ligamentos, tendones y músculos, es decir partes blandas. Coordinando las diferentes disciplinas la recuperación de los problemas es mucho mas rápida”.

La AEQ en contra del instrusismo
Para los más de 200 quiroprácticos que trabajan en España el reconocimiento legal es fundamental para que la profesión se desarrolle en nuestro país bajo unas condiciones idóneas y el usuario reciba una atención de calidad garantizada. Es decir, deben ser atendidos por un profesional con un título universitario de quiropráctica reconocido por el Consejo Europeo de Educación Quiropráctica.
En la situación actual en España, cualquier persona sin estudios acreditados podría realizar intrusismo aprovechando la ausencia de un marco normativo, con el peligro que conlleva para el usuario.
Según Carlos Gevers “mientras que los estudiantes de quiropráctica reciben formación universitaria, existen oportunistas que montan una consulta tras realizar un curso de un fin de semana. La carrera de Quiropráctica tiene una duración de cinco a siete años académicos, lo que equivale a unas 5.500 horas lectivas, cumpliendo con los requisitos de la Organización Mundial de la Salud. Por ello resulta fundamental que el gran público sepa diferenciar los verdaderos profesionales de gente sin formación que desprestigia el buen nombre de la quiropráctica y puede perjudicar la salud de los usuarios. Para estar seguro de que nos ponemos en mando de un verdadero quiropráctico, la AEQ pone a disposición de los usuarios el servicio de búsqueda online de quiroprácticos que forman parte de la Asociación y cuentan con la formación necesaria para ejercer”. Se puede acceder al buscador de quiroprácticos acreditados a través de la Web de la AEQ: www.quiropractica-aeq.com.

 

Carlos Gevers Presidente AEQ

Carlos Gevers, Presidente de la Asociación Española de Quiropráctica (AEQ)


 

 

Enlaces de Interés
Asociación Española de Usuarios de la Quiropráctica (AEUQ)
Asociación Española de Quiropráctica (AEQ)
Laquiropractica.info (Web divulgativa de la AEQ)
Listado oficial de profesionales quiroprácticos acreditados en España
Para más información:
AEQ (Asociación Española de Quiropráctica)
Marqués de Cubas 25, 3º I · 28014 Madrid Tel. 91 429 38 86
info@quiropractica-aeq.com

 

 

¿Te ha gustado este artículo?
Dale al “Me gusta” o escríbenos tu comentario!

 

Te has preguntado ¿cómo puedo desarrollar mi proyecto?

Contacta con Signo Comunicación e infórmateEscríbenos o llámanos al 91 866 48 00
Te informaremos sin compromiso sobre las diferentes opciones para potenciar tu negocio.

Pin It on Pinterest

Share This